Cuidado de la piel

La piel es la barrera natural que tiene nuestro cuerpo para defenderse del exterior. En los pies, la piel está constantemente recibiendo el peso de nuestro cuerpo y por lo tanto está sometida a presión. Si hay algún desajuste en las presiones de la planta del pie por cualquier causa (estructural, lesiones diversas) se pueden producir durezas y callosidades. En ocasiones se puede requerir la atención especializada de un profesional. Entre otras alteraciones de la piel, encontramos los hongos, enrojecimientos localizados (eritema, eccema o sarpullido), heridas y otras lesiones.

REF: Cuidado de la piel // Stock: Disponible

22 €

IVA incluído