PERIOSTITIS TIBIAL

Entre las causas de dolor crónico de las piernas en atletas, excluyendo el dolor del pie y de la rodilla, lo más frecuente es el síndrome de estrés tibial medial (que incluye entre sus causas la conocida periostitis).  

El síndrome de estrés tibial medial (nombre actual de un cuadro clínico que incluye la conocida periostitis) ocurre en el 6% al 16% de todas las lesiones de corredores y, en grupos seleccionados, alcanza hasta el 50%  de las lesiones de la pierna, como entre los militares. Este síndrome es un cuadro provocado por sobreuso que afecta, generalmente, a atletas que soportan peso.

Los factores intrínsecos predisponentes son: hiperpronación, elevado índice de masa corporal, sexo femenino, exceso de rotación interna o externa de la cadera, exceso de flexión plantar, corredores con pie plano (talón en valgo y caída del escafoides, con escaso arco plantar), corredores en asfalto, o deportistas que aumentan de forma brusca la intensidad del ejercicio sin la progresión adecuada. El elevado índice de masa corporal se ha asociado también a una recuperación más lenta. Otros factores postulados son los cambios bruscos en la intensidad del ejercicio o en su duración, los terrenos irregulares. Todo esto haría que el soleo trabajase más para resistir la pronación excesiva.

Entre sus causas figura la periostitis de la tibia debido a sobrecargas de repetición, tendinopatías por exceso de tracción del flexor profundo o el soleo sobre el periostio de la zona posteromedial de la tibia, reacciones de estrés de la tibia y disfunción del tibial posterior, tibial anterior y soleo. El síndrome de estrés tibial medial y las fracturas de estrés podría representar una reacción ante una sobrecarga ósea continúa con un desbalance entre la formación y la resorción de hueso que resulta en una sobrecarga de la cortical tibial medial. 

Fuente: tulesiondeportiva.com

REF: PERIOSTITIS TIBIAL // Stock: Disponible

45 €

IVA incluído